top of page

Sonido, Vibración y Magia

Actualizado: 5 nov 2020

"Si quieres conocer los secretos del Universo, piensa en términos de frecuencia, energía y vibración". Nikola Tesla



Tratemos de imaginar por un momento que estamos flotando en un mar infinito que está totalmente quieto, parece congelado por falta de movimiento, pero no lo está. No hay luz y todo está totalmente oscuro y en silencio absoluto. Ni siquiera escuchamos nuestro corazón o nuestra respiración. Es como si no tuviéramos cuerpo, pero de todas forma estuviéramos presentes para observar lo que a continuación va a suceder. De repente en una centésima de segundo, aparece un rayo que toca la superficie y en el punto que hace contacto, una onda se expande sobre el agua dando origen a un punto vibratorio sonoro que además ilumina el agua con un color específico. Poco a poco aparecen más rayos que van creando nuevos puntos de diferentes colores y sonidos en diferentes direcciones que ahora se tocan unos a otros generando nuevos patrones y formas. El mar que hace un instante estaba apacible y tranquilo, parece lleno de vida y múltiples formas y colores se manifiestan en su superficie, creando un tejido con una forma específica, un acorde construído a partir de varias notas singulares.


Quise comenzar este escrito con este ejemplo, pues es una forma de visualizar como ocurre el proceso creativo en el universo. De hecho muchas culturas consideran que todo fue creado a partir del sonido. Por ejemplo para los hindúes y varias religiones derivadas de esa tradición, la palabra o sílaba "OM" representa la partícula vibratoria esencial, el sonido del que se desprenden los demás sonidos, ese primer rayo que tocó la superficie del océano para crear el mundo a partir de patrones generados por sonido y vibración. Las primeras palabras del evangelio de San Juan dicen: "En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios. Este era en el principio con Dios. Todas las cosas por él fueron hechas; y sin él nada de lo que es hecho, fué hecho", haciendo una clara referencia al uso de la palabra y el sonido como motor de la creación. En la Qábalah, el Sefer Yetzirah o Libro de a Creación nos dice: "...Y Él, creó Su universo con tres libros, con texto (Sefer), con número (Sephar) y con comunicación (Sippur)".



El ¨GalGal¨ entre otras cosas, nos muestra como la interacción entre las letras hebreas, genera los patrones que crean nuestra realidad.



En Qábalah práctica o magia ceremonial, buscamos recrear los procesos creativos del universo y utilizamos la vibración como una manera de sintonizarnos con una energía u estado de consciencia específicos. La correcta vibración de Nombres Sagrados, nos permite sintonizarnos con estas fuerzas de la misma manera que buscamos la emisora que deseamos en el dial de un radio. Un ritual bien diseñado nos permite convertirnos en co-creadores de nuestra propia realidad de manera consciente. Esto de crear nuestra realidad sucede día a día en nuestra cotidianidad, pero el trabajo mágico nos ayuda a ser conscientes de este proceso e irlo adaptando y asimilando en nuestra vida diaria a un nivel profundo, trascendente y alineado con el "Poder de Vida". Así, podemos después de calmar nuestras aguas internas por medio de la respiración, la meditación y/o el estado exaltado en el que nos pone el ritual, enviar los "rayos" adecuados con la frecuencia deseada a la matriz cósmica y de esta manera tejer conscientemente nuestra realidad. Al no ser conscientes de este proceso, sencillamente nuestra realidad se irá tejiendo de forma inconsciente y desordenada con todo el material que absorbemos sin filtro, es decir todo lo que nos llega del mundo exterior, de los medios de comunicación, de las personas que nos rodean, de la sociedad en general. Debemos recobrar el control de uno de nuestros poderes más grandes. El poder de crear.




La carta del Mago y su nombre "La inteligencia de la transparencia", nos hablan de esta capacidad entrenada de sintonizarnos con la frecuencia vibratoria correcta para transformarnos en una antena receptora que permita materializar la Voluntad de quien verdaderamente somos. No sobra recordar, que el verdadero poder no es nuestro. Nosotros solo somos canales y antenas para este proceso de manifestación y ser "transparentes" requiere de trabajo, de transformación y de empezar a vibrar en la manera adecuada. Todo vibra, y como decía Tesla en la cita del inicio de este texto, los secretos del Universo, están escondidos tras el velo de la Energía, la Vibración y la Frecuencia.



En L.V.X, Vida Y Amor

F . V. T



148 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page