top of page

La Creación Consciente.

“Lo que contemplas, lo tocas. Lo que entras a la imaginación, se vuelve uno contigo”. Dion Fortune

“El Anciano de los Días” acuarela de William Blake

Justo cuando el sol se pone en un día sin luna, se divisan pequeños y fascinantes puntos en el firmamento que siempre están, pero solo vemos cuando la oscuridad aparece como fondo. De una manera similar, al cerrar los ojos, nos es más fácil ver y percibir lo que habita nuestro mundo interior. Como el Universo, estamos llenos de cometas, galaxias, estrellas y agujeros negros. Nuestro mundo interior tiene vida propia y no somos muy conscientes de esto. ¿Han pensado por qué cerramos los ojos al besar a alguien? Al cerrar los ojos, estamos abriendo nuestra visión interna, y así como tenemos todo un sistema completo de órganos que nos permiten percibir la realidad externa, también poseemos un sistema que nos permite percibir el mundo que nuestros sentidos físicos no perciben, y para usarlos, activarlos y navegar con ellos por nuestras mareas internas, existe “La meditación”. Esta herramienta, que nos permite entrar y abrir la puerta de nuestro Ser verdadero, adquiere un valor mucho más grande que el de solo traernos calma, cuando la combinamos de una manera consciente con la “Imaginación”, pues esta combinación nos permite realizar cambios a nivel profundo que se verán reflejados en nuestro mundo exterior. En otras palabras “cambiar nuestro entorno a voluntad”.

Con la meditación y el uso de nuestra imaginación para crear imágenes mentales balanceadas, iniciamos un proceso de transformación interno, un proceso de autosugestión consciente que nos permite cambiar patrones inconscientes que nos bloquean y que ya no sirven a nuestro proceso de crecimiento y expansión. La meditación es la llave que abre las puertas de nuestro jardín interior y la imaginación son las semillas que allí sembramos (Vale la pena ver, que imaginación e imagen, provienen de la misma raíz). No debemos olvidar que el tercer ingrediente en esta operación es la “Intención”, sin ella estas imágenes carecen de sustento y no es posible que estas semillas germinen. Sobre la Intención Mágica, escribí en un texto anterior que recomiendo leer , para que comprendan de que estoy hablando. (Está en el siguiente link)

https://elsenderoderetorno.wordpress.com/2020/03/21/la-intencion-magica/

“La Estrella” del Tarot Rider/Waite.

El simbolismo de “La Estrella” nos muestra este proceso de una forma pictórica. Aunque el significado típico de la carta es el de “Esperanza”, uno de sus significados profundos es el de “Meditación” y nos muestra a una mujer observando una laguna, vertiendo agua en ella con una mano y con la otra vertiendo agua fuera de ella. El agua de la laguna es una representación de nuestras emociones y nuestro mundo interior. La mirada profunda de la mujer representa el estado meditativo que permite modificar el agua interna, que luego de transformada, se vierte fuera de la laguna en nuestro mundo manifiesto.

Muchos de nosotros al iniciar, encontramos difícil meditar debido a que tan pronto cerramos los ojos, empieza a aparecer un flujo desordenado de pensamientos que terminan por sacarnos del estado que queremos. Nos rasca la nariz, nos aprieta la ropa, nos acordamos de no haber pagado una deuda, etcétera. Este flujo mental es normal y en la medida que avanzamos meditando, más que desaparecer, empieza a aparecer de forma ordenada y voluntaria. Como dice un gran amigo mío, más que aprender a meditar, debemos recordar como hacerlo, pues ya estuvimos en ese estado en el vientre de nuestras madres. En este escrito, más que enseñar a meditar o a crear imágenes correctamente, pretendo explicar el proceso que se utiliza para cambiar nuestra realidad, de la forma en la que lo hacen algunas tradiciones espirituales a grandes rasgos.

Para realizar estos cambios, no basta con estar en un estado profundo de meditación. Necesitamos activar nuestra imaginación y alinearla con el propósito que estamos buscando. Tal vez las primeras imágenes que busquemos construir sean imágenes para manifestar riqueza material, o para atraer a una persona que deseamos, o para buscar fama, por poner algunos ejemplos. Estos pensamientos son normales en nuestro nivel actual de evolución, donde buscamos satisfacer a nuestro ego personal por encima de cualquier cosa, pero hay que tener en cuenta que si queremos un desarrollo integral y un crecimiento espiritual que estén más alineados con las Leyes Universales de las que hablaba en una entrada anterior de este blog, debemos ser consecuentes con lo que deseamos y pedimos. Al final cada quién cosecha lo que siembra. Saber desear es todo un arte.

No estaba exagerando cuando decía que dentro de nosotros hay galaxias completas, se podría decir que nuestra imaginación es infinita. Una cruz de hierro, una espada plateada, un mar enfurecido, un león rojo, un cíclope, una persona con siete brazos, cualquier cosa que se nos ocurra, toma una forma en nuestra imaginación. No se cuántos de nosotros nos hemos detenido por un segundo a pensar en el inmenso don con el que se nos ha dotado. Ejercitar la imaginación constantemente, crear imágenes mentales conscientes observando todo el tiempo el flujo de nuestros pensamientos, utilizar correctamente nuestras palabras y tener claro lo que deseamos es muy importante para que lo que sembramos en nuestro jardín no solo nazca, sino que sea algo armónico y perdurable. Todo lo que pasa por nuestra imaginación para bien o para mal, tiende a materializarse, busca encontrar una forma para existir en el plano material. Por eso demos ser muy cuidadosos con lo que imaginamos, con lo que deseamos y con la intensidad que lo pedimos. La substancia de lo que todo está hecho, es impresionable con la energía mental, así que cuando nos dicen que la vida que vivimos, es la vida que creamos para nosotros, lo dicen con razón.

La meditación, la imaginación y el deseo, son las herramientas creativas por excelencia y podemos acceder con ellas a infinidad de posibilidades. Nosotros decidimos si creamos de manera consciente o inconsciente, nosotros decidimos si vivimos en “piloto automático” o nos hacemos responsables de nosotros mismos y de nuestra realidad, transformando los patrones que ya no sirven, por patrones nuevos que nos lleven a la transformación personal y social que el mundo pide a gritos.

En L.V.X, Vida Y Amor

F.V.T

#ocultismo #hermetismo #qábalah #magia #esoterismo #transformaciónpersonal #meditar #meditación

78 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page